HeartIt

Heart It

VideoChek!

Loading...

miércoles, 6 de julio de 2011

La ducha, no es simplemente un ragaderazo

Bañarse.. Sabemos que es algo que debemos hacer todos los días, que es bueno para la piel utilizar agua fría, que hemos de comenzar de la cabeza a los pies; algunas tenemos nuestros productos predilectos, utilizamos ese momento bajo el agua como el ideal para nuestros tratamientos del cabello o la piel; algúnas, tenemos nuestros rituales.



El baño es un momento de descanso y de relajación, tanto para el cuerpo como para la mente, y es sumamante importante cuidar cada aspecto en él, ya que es aquí donde comienza nuestra rutina de belleza y, muchas veces, ¡Nuestro día! Por eso, no hay que descuidarlo: velas, música suave, el ambiente está preparado para el placer y la calma. Descubre todos los productos indispensables para pasar un momento privilegiado en tu baño y para sentirte bien...



Para un baño relajante…
Para hacer tu baño agradable y relajante, ¡lo más difícil es elegir! Entre geles espumosos, aceites sedosos, pastillas de jabón chispeantes, perlas brillantes y sales de colores... ¡Sumérgete en un agua a benefactora que te quitará todos los males!


Los aceites esenciales en el baño: un elixir de placer
Unas gotas de aceites esenciales bastan para darte una sensación de bienestar absoluto y envolver tu cuerpo con un perfume aterciopelado, dejando tu piel suave y delicada.
¿Cómo? Mezcla en una tacita de 20 a 30 gotas de aceites esenciales con un producto o un alimento que les permita ser solubles al agua, por ejemplo: en leche en polvo, en 2 o 3 cucharadas de miel con un yogur natural o en jabón líquido neutro.



¡Un baño para cada necesidad!
- ¿Te sientes cansada y sin energía? Opta por un baño tonificante: echa unas gotas de romero en agua muy fresca.
- ¿Estás tensa? ¡La manzanilla es tu mejor aliada!
- ¿Ganas de relax y descanso? Opta por la lavanda.



A saber: las mujeres embarazadas y los niños deben utilizar los aceites esenciales con precaución: los aceites de limón, de naranja, de pomelo, de canela, de clavo de clavo o de menta pueden ser demasiado irritantes.
A destacar: el agua fría no deja que los aceites esenciales liberen sus activos.
Las mejores recetas vienen de nuestras abuelas…
Vierte en el agua del baño 1 o 2 cucharillas de cacahuete y un puñado de sal gorda. ¡Se te quedará la piel deliciosamente lisa!
Si su piel teme el agua, añade en su baño dos puñados de almidón de maíz. Por último, para una piel de diosa, vierte unas gotas de geranio o de sándalo.



¿Un baño para recuperarse?
- El baño contra los dolores musculares: echa 2 aspirinas efervescentes en el agua de tu baño y báñate durante quince minutos. Te sentirás completamente destensada.
- El baño para después de una fiesta: ¿has bebido demasiado? ¿Tienes una migraña insoportable? Toma un baño con entre 6 o 10 gotas de aceites esenciales de enebro.



El arte del baño
Debes saber que el agua del baño debe estar a una temperatura de 37 grados. No permanezcas en el agua más de 15 minutos. Cuando salgas, envuélvete en una bata de baño o albornoz sin frotarte. ¡Efecto bienestar garantizado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario