HeartIt

Heart It

VideoChek!

Loading...

viernes, 1 de julio de 2011

Drogas & otros vicios... Primera Pte.



Hablar de drogas es hablar de un tema que se afronta fuerte, pero que sin embargo después tiene mucho de donde rascarce. Moralmente, creo que resultaría mal hablar de un "consumo responsable" porque realmente no existe tal (no hay responsabilidad al hacerte daño)... pero, lo podemos tomar de esta manera esperando que al final, aquellos quienes consumen drogas o quienes quieran consumír, tomen un poquito más de consciencia sobre este acto.



Mientras más consciencia adquirimos y tomamos de lo que hacemos, por un lado, quienes consumen van a disfrutarlo más y van a estar más seguros al momento de hacerlo. Por otro lado, quienes no consumen, van a saber que lo que están haciendo es una desición bien informada.
También voy a hablar un poco sobre la construcción y el diseño de drogas, para complementar el tema.



Tocando ya este punto, para comenzar, vale la pena mencionar que las drogas existen incluso desde antes de los hippies (quienes lo volvieron un taboo en la cultura americana); incluso, nuestros papás o hasta nuestros abuelos las llegaron a provar en esta que fue la época en que fue la novedad más sensurada de nuestra sociedad. Bueno, realmente las drogas las llegaron a usar también varios reyes, emperadores, filósofos, científicos y otros personajes recalcados en nuestra historia, a los que les tocó consumirlas legal y comúnmente. O.o
Hasta hoy no se dejan de consumír, a pezar de que se nos recalque que son ilegales ya.



Las drogas, con la historia, han evolucionado respecto a su creación y elaboración. Hoy la gente que diseña drogas ya está en otro tipo de trip; ya no se trata de un viaje tirado a "la comunidad de los hijos puros de la tierra que abrasan al árbol..." ya no. Hoy, el diseño ya está vínculado a otras cosas: interconexiones, diseño a través de computadora... es un tema más "Fricky".

De hecho, hay una película llamada "Limitless" (o, en español, "Sin límites"), muy buena, que justamente habla del díseño de una poderosísima pastilla. Tiene que ver con esta realidad que empiezas a tener palpable cuando ingieres algún psicotrópico y comienzas a desenvolverte con un tipo de habilidades nunca antes tenidas normalmente. Es un éxtasis muy fuerte.



La recomiendo porque tiene que ver por lo tanto, no con el simple diseño de una droga "X" y ya, sino también con el diseño de una nueva realidad que tienes a la mano y que te puedes tragar.
Lo interesante es que aquí también está cruzado el tema de los farmaceuticos, que hoy en día es la manera que muchas personas "correctas" encuentran cómo legal para drogarse. Por mencionar un ejemplo, está el caso de aquellos que se convinan un vallium con un algo de Weshkey y, a pesar de los efectos que esto les provoca, no es mal visto.
Sí, es lamentable pero así es la gente de rara hoy en día :P.



Para encontrarle razón al consumismo de este tipo de sustancias, podemos recordar a Tula Rushkoff, un profesor de una afamada universidad en New York que hiso una investigación muy interesante para el libro "Siberia" (el cuál también pueden buscar y leer), dónde se habla de todo lo que está alrededor del mundo de la tecnología y que, al final, resulta ser una investigación antropológica muy buena; entre tanto, este señor habla tambien con un doctor psicoanálista, quién resuelve en algo que a mí me llamó mucho la atención y que ojalá le pegué a quienes estén leyendo esto y estén a la vez ligados al tema de las drogas. Este señor, nos habla de la importancia de las drogas para alterar la consciencia y de cómo a través de las sustancias psicodélicas, se convierte el consumo en un especie de consumo saludable para cambiar la percepción de la realidad que, para muchas personas, no resulta ser la realidad ideal para crecer y desarrollarnos como seres humanos.



Cuando alguien se droga, cambia su estado de mental ordinario, se altera su realidad, son más intensas las sensaciones. Lo "gracioso" es que, si esas personas que se meten cosas para sentir todo esto, pudieran estár en este estado todo el tiempo, también intentarían cambiarlo.

En mi opinión personal, cómo seres humanos, mientras contemos con más opciones, siempre vamos a querer experimentar cosas nuevas (lo cuál es otro vicio impulsivo muy arraigado a nuestra naturaleza).
Y así, al ser un vicio, alterar la realidad se va convirtiendo en una necesidad latente.



Por ahí dicen que la diferencia entre nosotros y cualquier otro mamífero es que no vivimos sólo del paisaje, sino que tratamos de cambiarlo todo porque al final, consciente o inconscientemente, vemos al cambio cómo EVOLUCIÓN; la evolucíón la vemos como la puerta de arranque a nuestra superación (esto es algo que por naturaleza persigue al ser humano), y es un concepto que hemos creado a base de ideas que pueden ser erróneas o no, pero al final, la evolución y el cambio son puntos específicos en la vida que nos guían.



No hay comentarios:

Publicar un comentario